Hospital trias i pujol oncologia

Instituto Catalán de Oncología

Blanca XicoyPosición en el Instituto Josep Carreras:Jefa de GrupoOtros puestosMédico adjunto en el Departamento Clínico de Hematología del Instituto Catalán de Oncología (ICO)-Hospital Germans Trias i PujolContacto:+34 934 978 987Departamento Clínico de Hematología

[email protected] ICO-Germans Trias i PujolBiografíaBlanca Xicoy es médico adjunto del Departamento Clínico de Hematología del Instituto Catalán de Oncología (ICO)- Hospital Germans Trias i Pujol y atiende principalmente a pacientes diagnosticados de síndromes mielodisplásicos y trastornos mieloproliferativos.

Es co-líder del Grupo de Genética y Epigenética de las Neoplasias Mieloides junto con la Dra. Lurdes Zamora.    El grupo de investigación trabaja en varios proyectos del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras (IJC) junto con el equipo de Francesc Solé en el campo de los síndromes mielodisplásicos.

La Dra. Xicoy es doctora por la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona. Se formó como residente de Hematología-Hemoterapia en el Hospital Germans Trias i Pujol de 1997 a 2001. Realizó su doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona con la Tesis Doctoral «Respuesta al tratamiento y pronóstico del linfoma de Hodgkin clásico en fase avanzada y del linfoma/leucemia de Burkitt asociado al virus de la inmunodeficiencia humana».

Iroca

Dr. Rafael RosellEl Dr. Rosell es el Director Médico y Presidente del Instituto Oncológico Dr. Rosell (Hospital Universitario Dexeus; Centro Médico Teknon; Hospital Universitario Sagrat Cor, Barcelona; y Hospital General Universitario de Cataluña, Sant Cugat dels Vallés; todos ellos pertenecientes al Grupo Quirónsalud).Área clínicaDepartamento de OncologíaEl Dr. Rosell está especializado en oncología desde 1982. Desde entonces, ha trabajado incansablemente en la investigación de la cura del cáncer. El Dr. Rafael Rosell se ha ganado un merecido respeto entre la comunidad científica, tanto como ponente como organizador de algunos de los seminarios y congresos más importantes del mundo. Presta especial atención al campo de la oncología traslacional del cáncer de pulmón de células grandes. Como responsable del Instituto Oncológico Dr. Rosell, trabaja estrechamente con el Laboratorio de Oncología para ofrecer diagnósticos moleculares y tratamientos personalizados en función de las características genéticas de cada paciente. En 2013, The Lancet nombró al Dr. Rosell líder europeo en cáncer de pulmón.

Badalona

La llegada de los agentes inmuno-oncológicos (IOA) al escenario clínico ha supuesto un cambio relevante en el abordaje terapéutico de varios tumores sólidos (TS), entre los que se encuentran el melanoma, el cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) y los tumores uroteliales, entre otros (1,2). Estos IOA incluyen la inmunoterapia basada en anti CTLA-4 y anti-PD-1/PD-L1 y han cambiado drásticamente el pronóstico de estos tumores, con una mejora sustancial de la supervivencia global (SG) y con un subconjunto de pacientes que presentan respuestas duraderas.

A pesar del importante beneficio en la supervivencia de estos tumores, así como de un mejor perfil de toxicidad general en comparación con otras terapias sistémicas, los IOA presentan un nuevo espectro de toxicidades. En general, la potenciación del sistema inmunitario producida por estos agentes da lugar a un entorno inflamatorio en diferentes tejidos corporales, que se asemeja a los trastornos autoinmunes, más comúnmente en el tracto gastrointestinal y la piel (3,4). Por lo general, la incidencia de los acontecimientos adversos relacionados con el sistema inmunitario (EAI) es variable, con una carga sintomática leve o moderada en el momento de la presentación. Por lo general, los EA-IR pueden controlarse bien con esteroides, lo que requiere retrasos de la dosis y, ocasionalmente, la suspensión del fármaco (4). Sin embargo, la ERI puede poner en peligro la vida del paciente y provocar secuelas permanentes e incapacitantes. Su reconocimiento precoz podría ayudar a tomar las medidas terapéuticas pertinentes, garantizando la adherencia al tratamiento al reducir su gravedad y duración, así como su impacto en la calidad de vida de los pacientes (5). Además, el amplio espectro de toxicidades relacionadas con la IOA requiere un enfoque interdisciplinario (6).

Hospital duran i reynals

Evaluar la tasa de éxito de los análisis moleculares completos, parciales e individuales en muestras obtenidas por aspiración con aguja transbronquial (TBNA) guiada por EBUS y/o por aspiración con aguja fina guiada por ecografía esofágica (EUS-B-FNA) en pacientes con CPNM.

Estudio prospectivo que incluyó a 90 pacientes con CPNM no escamoso, o escamoso no fumador. Las muestras citológicas se clasificaron en dos grupos. Grupo 1: portaobjetos de membrana PEN y/o bloques celulares para la determinación de mutaciones de EGFR, KRAS, ERBB2 y BRAF. Grupo 2: portaobjetos recubiertos de silano o bloques celulares para reordenamientos de ALK, ROS1 y amplificación de MET.

La tasa de éxito fue del 78,6% para 4 alteraciones moleculares (EGFR, KRAS, ALK y ROS1), y del 44% para 7 determinaciones. La tasa de éxito individual para EGFR fue del 97%, KRAS del 96,3%, ALK del 85%, ROS1 del 82,3%, ERBB2 del 71,4%, BRAF del 67,7% y MET del 81,1%. No hubo diferencias significativas (p=0,489) en el número de análisis moleculares (1-3 vs. 4) en el grupo 1, según los tipos de muestras (bloque celular vs. portaobjetos de membrana PEN vs. bloque celular y portaobjetos de membrana PEN).