Ecografia articular

Qué es mejor la resonancia magnética o la ecografía

Los ecógrafos con sondas de alta resolución están disponibles en la mayoría de los departamentos de radiología y se utilizan de forma rutinaria para evaluar los trastornos articulares y periarticulares. También se están convirtiendo en algo habitual en los departamentos de reumatología, lo que refleja el importante papel que desempeñan actualmente en las enfermedades reumatológicas. La ecografía tiene muchas ventajas sobre otras técnicas de imagen, ya que permite realizar una evaluación rápida de múltiples articulaciones en diferentes localizaciones, realizar una imagen dinámica y guiar las inyecciones diagnósticas y terapéuticas. Este capítulo se centra en el papel de la ecografía en las enfermedades articulares y, en particular, en las afecciones reumatológicas, en los aspectos técnicos del examen ecográfico de las articulaciones y en los hallazgos de las imágenes.

El desarrollo de transductores de mayor frecuencia ha permitido mejorar la resolución y, dado que la mayoría de las articulaciones se encuentran en una posición relativamente superficial, se pueden utilizar eficazmente sondas de matriz lineal con frecuencias de 10 MHz o superiores. Las sondas curvilíneas, aunque rara vez son necesarias para la obtención de imágenes musculoesqueléticas, pueden ser útiles para examinar articulaciones más profundas, como la de la cadera. Aunque la selección del transductor depende principalmente de la frecuencia, debe tenerse en cuenta la huella de la sonda (la superficie del transductor en contacto con la piel). Las sondas de huella pequeña pueden manejarse fácilmente para obtener imágenes de estructuras superficiales pequeñas, articulaciones pequeñas y prominencias óseas como los maléolos, donde la superficie de la piel no permite un contacto adecuado con sondas más grandes. Las almohadillas de gel separadas pueden resultar útiles para reducir la cantidad de reverberación de campo cercano cuando se examinan estructuras superficiales; sin embargo, con las sondas modernas rara vez son necesarias y el uso de cantidades abundantes de gel de ultrasonido suele ser todo lo que se requiere en la práctica.

Ecografía de la mano para la artritis

Después del dolor lumbar crónico, los trastornos de la ATM son la segunda afección musculoesquelética más común que afecta aproximadamente al 5-12% de la población (3), y causan dolor crónico e incluso discapacidad si no se tratan. Por lo tanto, un diagnóstico rápido, antes de que se produzca la degeneración morfológica, es crucial (4, 5).

Los Criterios Diagnósticos de Investigación para los TTM clasifican a los pacientes en tres grupos: (a) miógenos (sostenidos por la disfunción muscular, el bruxismo, la postura anormal y las condiciones miofasciales); (b) desplazamiento discal o derangamiento articular del disco; (c) causas articulares (artralgia, artritis inflamatoria, osteoartritis y, con menor frecuencia, anquilosis y condiciones neoplásicas) (6).

Aunque las causas más frecuentes de los TTM son los fenómenos dentales u orofaciales, los clínicos no deben descuidar la artritis inflamatoria como fuente de artropatía (6), principalmente la artritis reumatoide (AR), la artritis psoriásica (AP) y la espondilitis anquilosante (EA) (7-9). Por consiguiente, los pacientes con afecciones reumatológicas conocidas deberían ser sometidos a un cribado periódico de los TTM, aunque esta evaluación no se incluya actualmente en los protocolos de cribado y seguimiento rutinarios (2).

¿Qué muestra una ecografía de la mano?

La ecografía utiliza ondas sonoras para obtener imágenes de los músculos, tendones, ligamentos, nervios y articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar esguinces, distensiones, desgarros, nervios atrapados, artritis y otras afecciones musculoesqueléticas. La ecografía es segura, no invasiva y no utiliza radiación ionizante.

La ecografía es una prueba médica no invasiva que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar enfermedades. Es segura e indolora. Produce imágenes del interior del cuerpo mediante ondas sonoras. Las imágenes por ultrasonido también se denominan ecografía. Utiliza una pequeña sonda llamada transductor y un gel que se coloca directamente sobre la piel. Las ondas sonoras de alta frecuencia viajan desde la sonda a través del gel hasta el interior del cuerpo. La sonda recoge los sonidos que rebotan. Un ordenador utiliza esas ondas sonoras para crear una imagen. Los exámenes por ultrasonido no utilizan radiación (rayos X). Como la ecografía capta imágenes en tiempo real, puede mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo. Las imágenes también pueden mostrar el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos.

Ecografía de la mano

ResumenLa diferenciación temprana entre los distintos tipos de artritis inflamatoria y el posterior inicio de los tratamientos modernos pueden mejorar los resultados de los pacientes al reducir la actividad de la enfermedad y prevenir el daño articular. La evaluación clínica rutinaria, las pruebas de laboratorio y las radiografías suelen ser suficientes para diferenciar entre la artritis inflamatoria y la artritis predominantemente degenerativa (por ejemplo, la osteoartritis). Sin embargo, en algunos pacientes con artritis inflamatoria, estas técnicas no logran identificar con precisión el tipo de enfermedad en fase inicial. Una evaluación adicional mediante imágenes ecográficas puede delimitar el fenotipo de artritis inflamatoria presente. La ecografía es un método no invasivo y rentable que permite la evaluación de varias articulaciones al mismo tiempo, incluyendo evaluaciones funcionales. Además, la ecografía puede visualizar cambios fisiopatológicos como la sinovitis, la tenosinovitis, la entesitis, las erosiones óseas y los depósitos de cristales a nivel subclínico, lo que la convierte en una técnica eficaz para identificar y diferenciar los tipos más comunes de artritis inflamatoria. Hay que tener en cuenta las limitaciones asociadas a la ecografía para su uso en la diferenciación y el diagnóstico de las artritis inflamatorias.