Porque sudo tanto por la cara y cabeza

Cómo sudar menos en la cara

La sudoración no suele suponer una amenaza grave para la salud, pero puede resultar embarazosa y angustiosa. También puede tener un impacto negativo en su calidad de vida y puede provocar sentimientos de depresión y ansiedad.

No existen directrices para determinar lo que es una sudoración «normal», pero si cree que suda demasiado y su sudoración ha empezado a interferir en su vida diaria, es posible que tenga hiperhidrosis.

Si esto no le ayuda, le pueden aconsejar que pruebe tratamientos como la iontoforesis (la zona afectada se trata con una corriente eléctrica débil que se pasa a través del agua o de una compresa húmeda), inyecciones de toxina botulínica e incluso la cirugía en algunos casos.

Aunque no está claro por qué se desarrolla, se cree que es el resultado de un problema con una parte del sistema nervioso llamada sistema nervioso simpático, y es posible que sus genes también desempeñen un papel.

El sistema nervioso simpático controla la mayoría de las funciones corporales que no requieren un pensamiento consciente, como el movimiento de los alimentos a través del cuerpo y el movimiento de la orina fuera de los riñones hacia la vejiga.

Antitranspirante en la cara

¿Le caen gotas de sudor por la frente mientras está sentado en su escritorio? ¿El sudor facial se interpone en su éxito en el trabajo? ¿O le ha impedido prosperar socialmente? Si ha respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, es posible que padezca hiperhidrosis craneofacial o sudoración excesiva de la cara, la cabeza o el cuero cabelludo.

Es posible que haya oído hablar de nuevos tratamientos para la hiperhidrosis en la investigación. Y puede que se desanime un poco al ver que hay pocos estudios (hasta ahora) para la sudoración craneofacial. Anímese y recuerde que toda investigación tiene que empezar por algún sitio. En el caso de los tratamientos de la hiperhidrosis, el punto de partida han sido las axilas porque se han considerado relativamente «poco complicadas». Una vez que se ha demostrado que el tratamiento es seguro y eficaz -y los investigadores ven que hay interés en aplicar el tratamiento a otras zonas focales-, la investigación se traslada a otras zonas focales como las palmas de las manos o la cara. ¿Qué significa esto para usted? Significa que tienes que mantenerte activo en la comunidad de la hiperhidrosis aquí y aprovechar cualquier oportunidad que la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis te envíe. Asegúrate de estar inscrito para recibir las alertas. Si nadie responde a la llamada, no se producirá ningún progreso. Si vive con una sudoración excesiva y embarazosa en la cabeza, el cuero cabelludo o la cara, ¿no es hora de atajar el problema? Desde los productos antitranspirantes hasta las inyecciones de Botox, hay formas de tratar la sudoración facial y de la cabeza para que siempre pueda mostrar su mejor cara. Consulte a su dermatólogo o profesional sanitario.

Cómo detener la sudoración de la cara

El sistema nervioso simpático activa las glándulas sudoríparas y es responsable de la respuesta de «lucha o huida». Cuando el sistema simpático se activa en momentos inadecuados, puede hacer que las glándulas sudoríparas se vuelvan hiperactivas[3].

La hiperhidrosis secundaria puede provocar una sudoración excesiva en la cara y en la cabeza, pero si padece esta afección, lo más probable es que también experimente una sudoración excesiva en otras partes del cuerpo al mismo tiempo.

Hay ciertas enfermedades y afecciones que causan hiperhidrosis secundaria, que van desde las benignas hasta las más graves. También hay muchos medicamentos que pueden causar hiperhidrosis secundaria como efecto secundario[2].

La causa más frecuente es una lesión de la glándula parótida y sus nervios asociados. Esta glándula poco conocida se encuentra cerca de los lados de la cara y puede verse afectada por una lesión en esas zonas. Después de una lesión, esos nervios luchan por volver a crecer en el lugar adecuado y las señales de comunicación se ven afectadas.

Esencialmente, el cuerpo responde de forma inapropiada a los estímulos después de que una lesión o enfermedad dañe los nervios. Es poco probable que la sudoración gustativa sea la causa de tus problemas de sudoración, pero si estos síntomas te suenan, deberías consultar a tu médico y averiguarlo. [2]

Hiperhidrosis craneofacial

La hiperhidrosis es una discapacidad social, emocional y laboral que afecta a cerca del 3% de la población. Los pacientes con hiperhidrosis sufren un impacto extremadamente negativo en su calidad de vida, al mismo nivel que los afectados por la psoriasis. La mayoría de los enfermos tienen la forma genética primaria de la hiperhidrosis. La hiperhidrosis secundaria a menudo puede omitirse basándose en los datos anamnésicos, pero a veces hay que realizar más exámenes.

El tratamiento tópico (por ejemplo, cloruro de aluminio) es la primera opción para la hiperhidrosis localizada. La toxina botulínica, la iontoforesis, la termólisis por microondas (miraDry®) y/o los medicamentos sistémicos están indicados si el tratamiento tópico es insuficiente o no es aplicable. La simpatectomía torácica endoscópica (ETS) ya no se realiza en Suecia debido al perfil de efectos secundarios graves. En los países en los que todavía se realiza la STE, los pacientes deben ser cuidadosamente seleccionados y educados para comprender plenamente la posibilidad de una eficacia limitada y los riesgos de complicaciones, incluyendo, pero sin limitarse a ello, la sudoración compensatoria. Este tratamiento debería ser la última opción.