Dolor de cabeza y ojos vista borrosa

Dolores de cabeza, visión borrosa y fatiga

El término «migraña ocular» puede resultar confuso. Por lo general, significa un dolor de cabeza que va acompañado de cambios en la visión. Pero el término se utiliza a menudo indistintamente para referirse a dos afecciones diferentes: el aura migrañosa, que no suele ser grave, y la migraña retiniana, que podría indicar algo serio.

La migraña ocular describe a veces un aura migrañosa que afecta a la visión. Las auras migrañosas incluyen una variedad de sensaciones que suelen ser visuales. Las auras también pueden incluir otras sensaciones, como el entumecimiento, que preceden o acompañan a la migraña. El aura puede producirse a veces sin dolor de cabeza.

La migraña ocular se utiliza a veces como sinónimo del término médico «migraña retiniana». La migraña retiniana es una afección poco frecuente que se produce en una persona que ha experimentado otros síntomas de migraña. La migraña retiniana consiste en episodios repetidos de disminución de la visión o ceguera de corta duración. Estos episodios pueden preceder o acompañar a un dolor de cabeza.

La migraña retiniana -a diferencia del aura migrañosa- sólo afecta a un ojo, no a los dos. Pero, por lo general, la pérdida de visión en un ojo no está relacionada con la migraña. Suele estar causada por alguna otra afección más grave. Por lo tanto, si experimentas una pérdida de visión en un ojo, asegúrate de acudir a un médico de inmediato para recibir un tratamiento rápido.

Visión borrosa y dolor de cabeza y mareos

Tenía antecedentes de taquicardia auricular para la que se le prescribió diltiazem diario, y requirió cardioversión eléctrica tres años antes. Hace un año, a esta paciente se le diagnosticó una gammapatía monoclonal de significado indeterminado (MGUS) por inmunoglobulina M (IgM) durante un estudio reumatológico por un dolor de rodilla bilateral. El resto del estudio no fue revelador. Dos semanas antes de la presentación, la paciente desarrolló un dolor de cabeza intermitente que empeoró en intensidad en las últimas 72 horas. La noche anterior, desarrolló visión borrosa en ambos ojos. Negó fiebre asociada, sudoración nocturna, náuseas, vómitos, dolor torácico, dificultad respiratoria, tos, cambios en el apetito, pérdida de peso involuntaria o facilidad para la aparición de hematomas o hemorragias.

En el servicio de urgencias, las constantes vitales eran normales. En la exploración física destacaba una linfadenopatía occipital y cervical sensible, una esplenomegalia leve y una hemorragia retiniana bilateral en la exploración oftalmológica. Las resonancias magnéticas del cerebro y de la columna cervical eran normales. Un panel de electrolitos séricos también estaba dentro de los límites normales, y el resto de los análisis de laboratorio eran notables como sigue:

Dolor de cabeza, mareos visión borrosa cansancio

La visión borrosa es un problema común que puede surgir cuando las estructuras del ojo, como la retina, la córnea o el nervio óptico, se ven afectadas negativamente por algún acontecimiento o problema de salud. El desarrollo y la progresión lentos de la visión borrosa suelen estar causados por afecciones médicas crónicas. Por el contrario, la aparición repentina de visión borrosa suele estar causada por un acontecimiento específico que puede ir desde un problema menor (por ejemplo, tensión ocular) hasta problemas de salud más graves, como un glaucoma o un accidente cerebrovascular.

Los pacientes que desarrollan una lesión en su sistema interno, o vestibular, pueden desarrollar visión borrosa.    El sistema vestibular es fundamental para mantener el equilibrio, sobre todo de los ojos cuando se mueve la cabeza.    Un reflejo, llamado reflejo vestíbulo-ocular, o VOR, está diseñado para amortiguar movimientos de la cabeza tan finos como leer un libro hasta tan significativos como estar en un barco rebotando en un mar agitado.    Cuando el RVO sufre una disfunción, se produce un fenómeno denominado oscilopsia.

Los pacientes suelen acudir al optometrista o al oftalmólogo pensando que les pasa algo.    La oscilopsia puede provocar síntomas de mareo como náuseas y sensación de desequilibrio.    El origen real viene de la disfunción de los oídos internos que no son capaces de seguir el ritmo del movimiento de su llevando a una sensación extraña.

Visión borrosa y dolor de cabeza covid

Es habitual experimentar visión borrosa -cuando no se pueden ver detalles finos o enfocados- en forma de miopía o hipermetropía. Sin embargo, busque atención médica si experimenta un cambio rápido en la visión, como una pérdida repentina de la visión nítida. La visión borrosa es un síntoma de una amplia gama de condiciones, y puede comenzar de repente o gradualmente con el tiempo. Su médico de Dignity Health de la Costa Central sabe que estas condiciones pueden ir de graves a leves, y trabajará con usted para determinar la causa de su visión borrosa repentina en la Costa Central de California. Busque atención médica inmediata para la visión borrosa repentina – incluso si su visión borrosa es temporal – ya que tales cambios en la visión pueden ser señal de una condición médica subyacente grave.

Su médico le hará preguntas y escuchará sus experiencias, tanto si se trata de visión borrosa y dolores de cabeza como de otros síntomas. Los síntomas específicos que se presentan con la visión borrosa pueden ayudar a su médico a hacer un diagnóstico. La visión borrosa que comienza de forma repentina también puede ir acompañada de: