Consejos para la estudiante de enfermería de primer año

Si acabas de empezar la carrera de enfermería, ¡felicidades por dar el primer paso hacia una carrera gratificante! Es un momento emocionante en tu vida, pero algunos encuentran los desafíos intimidantes, especialmente porque muchos no saben qué esperar.

Un estudio reciente reveló que casi el 35% de los estudiantes de primer año de universidad se sienten abrumados y estresados por las tareas escolares. Esta cifra es probablemente mayor para los estudiantes de enfermería, ya que sus programas son más exigentes. Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a prosperar en tu primer año en la escuela de enfermería.

Primer año de estudiante de enfermería

No te estreses por las notas. Muchos estudiantes se dan cuenta de que no pueden obtener las mismas calificaciones que obtuvieron en la escuela secundaria o en otro lugar. Es mucho más importante centrarse en la comprensión y el desarrollo de habilidades de pensamiento crítico.

Los exámenes son diferentes.

Los exámenes de opción múltiple de enfermería son diferentes a la mayoría: todas las respuestas son correctas. Hay muchas formas de atender a un paciente, y los exámenes de la escuela de enfermería están diseñados para que pienses de forma crítica para elegir el mejor método. Una forma de prepararse es conseguir una guía de estrategia para aprender el tipo de preguntas que se hacen en la escuela.

Busca un grupo de estudio

Los grupos de estudio pueden ser un salvavidas. Te ayudan a retener mejor la información, te motivan a estudiar y te proporcionan una caja de resonancia para cualquier problema o pregunta que puedas tener. La colaboración puede ayudarte a obtener diferentes ideas y perspectivas, y puede ayudarte a aprender mejor.

Ten un horario de estudio

Asegúrate de estar al día con las tareas y las lecturas, o mejor aún, adelántate. Es mucho más fácil y menos estresante hacer un poco cada día en lugar de dejar que se acumule. Si no tienes tiempo para leer todo, asegúrate de estudiar lo que se ha tratado en clase. No procrastines. Un estudio tras otro demuestra que empollar no funciona.

Pide ayuda

Debes asegurarte de que estás aprendiendo y reteniendo el material. No tengas miedo de hacer preguntas a tus profesores, ya sea en clase o en sus horas de oficina. Pide ayuda a tus compañeros para completar la información que te falta cuando no entiendas algo.

Cuida de ti mismo

Vas a la universidad para aprender a cuidar de los demás, pero es difícil hacerlo si no te cuidas a ti mismo. Descubrirás que comer bien, descansar mucho y hacer ejercicio te mantendrá fresco y reducirá el estrés.

Tómate tiempo para ti

Parte del cuidado de uno mismo consiste en tomarse un tiempo fuera de la escuela de enfermería. Es difícil conciliar el hogar, la familia, los amigos y la escuela, pero no es productivo pasar todo el tiempo estresado por el trabajo escolar.

Sé positivo

La escuela de enfermería es rigurosa, pero no dejes que el hecho de que sea difícil te detenga. Has sido admitido en la escuela de enfermería, lo que demuestra que perteneces a ella. Cuando las cosas se pongan demasiado difíciles, apóyate en tu grupo de apoyo: estáis todos juntos en esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *